Se habla mucho de cuál es el papel que juega el Euro sobre la crisis española o sobre los países del sur de Europa. Es importante conocer el concepto de soberanía monetaria. Esta hace alusión a la posibilidad de que un estado emita su propia unidad monetaria, lo que le otorga la posibilidad de controlar su tipo de cambio, tasa de interés o coordinar la política fiscal con la política monetaria.

En España la situación de crisis económica ha sido agravada por las políticas fiscales de austeridad. Estas son llevadas a cabo por la incapacidad de obtener una mayor base monetaria y la obligación de pago del déficit público como objetivo prioritario. La situación sobre nuestro estado de bienestar se agrava. El mantenimiento de las pensiones cada vez se vuelve más insostenible. El Fondo Monetario Internacional en julio de 2017 propone mantener las pensiones congeladas. Sobre este tema surge la polémica de si el motivo de no aumentar las pensiones se produce con el objetivo de incentivar el desarrollo de los planes de pensiones privados.

¿Cuáles serían las alternativas para no seguir atacando al estado de bienestar en nuestro país y solucionar el problema de la crisis?

El primer paso lógico parecería llevar a cabo los llamados estabilizadores automáticos “contracíclicos” que se materializarían en incrementos del gasto en distintos servicios o prestaciones sociales que alivien la situación de la población más desfavorecida por la crisis. En realidad, el gasto durante 2007 y 2008 es llevado de manera “procíclica”. La razón de todo esto es que las políticas fiscales en el seno de son competencia de cada uno de los estados miembros, pero no la política monetaria. El miedo a la inflación por parte del y la imposibilidad de financiar déficit nacional por parte de éste (incluido como requisito fundamental en sus tratados) impide salir de este círculo vicioso. Solo el BCE podría otorgar ciertos préstamos a través de mercados secundarios. Pero nuestro país necesita una política monetaria expansiva para solucionar su crisis en el estado de bienestar. ¿Cómo solucionar todos los problemas que atacan a la economía española? ¿La falta de empleo? Son cuestiones de las que se habla mucho y que exigen principal preocupación por parte de la ciudadanía. Hasta ahora no se ha encontrado las herramientas que permitan a nuestra economía un saneamiento o encontrar soluciones de gran eficacia. Esperemos que la solución sea encontrada con especial rapidez.